La fruta es uno de los alimentos naturales más deliciosos de los que podemos disfrutar. Además, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay que tomar al día una media de 5 piezas de frutas y verduras.

Las tenemos de todos los tipos, colores, tamaños y sabores. Y además podemos comprarlas tanto dentro como fuera de temporada. Sin embargo siempre es mejor consumir y comprar fruta de temporada. ¿Sabes por qué? En este post vamos a explicártelo todo.

¿Cuáles son las ventajas de comprar fruta de temporada?

Antes de empezar a hablar de las ventajas de la fruta de temporada, ¿sabes exactamente qué significa este término? Cuando hablamos de fruta de temporada nos referimos a aquellas piezas que crecen y se cultivan de forma natural en ciertas épocas del año. Por ejemplo, la sandía o el melón son frutas típicas del verano mientras que las manzanas o las peras son las clásicas frutas del invierno. Ahora que tenemos claro el concepto es el momento de comenzar a revisar las ventajas.

Es una manera de respetar los ciclos naturales de cultivo de la fruta

A pesar de que ya estamos acostumbrados a tener en los supermercados cualquier tipo de fruta a lo largo del año, lo cierto es que esto no es lo más recomendable. De acuerdo que podemos encontrar fresas en invierno pero esta no es su época óptima de cultivo. Cuando se respetan los ciclos de los productos vegetales (ya sean frutas, hortalizas o verduras) nos encontramos con alimentos que se han cultivado en su momento óptimo y bajo las condiciones climáticas naturales que necesitan para obtener su punto máximo de maduración.

A no ser que compremos frutas cultivadas fuera de nuestro país, el calendario de cultivos es muy claro. Un ejemplo clásico es el melón. Si el que adquieres proviene de un país sudamericano podrás tomarlo en invierno y que cumpla su ciclo natural de cultivo. Sin embargo has de tener en cuenta que han de trasladar la pieza hasta nuestro país para su consumo lo que hace que la calidad se reduzca.

La fruta de temporada resulta mucho más económica

Sin duda una de las principales ventajas de comprar fruta de temporada de nuestro país es el hecho de que se trata de un producto mucho más económico y ecológico. Piensa que si la compras de fuera de España tendrás que añadir a los gastos de la propia pieza el importe del transporte y la conservación hasta que llegue a su destino final. Si encuentras piezas extranjeras a precios muy bajos es probable que estés comprando productos cuyos estándares de calidad no estén controlados.

Al comprar fruta de temporada de procedencia española no solo estás preservando el medio ambiente, ya que se emiten menos gases tóxicos en su transporte, sino que también estás ayudando a crear más puestos de trabajo en España. Si además recurres a las tiendas de barrio próximas a tu domicilio contaminarás todavía menos el medio ambiente. Piensa que cuando los portes son muy bajos el precio de la fruta puede reducirse considerablemente. En estos casos se paga un precio justo por la pieza, el encargado de cultivarla cobra como debe y a ti te sale mucho más barata. Sin duda todo son ventajas.

frutas-2

Un sabor intenso y más natural

Seguro que en más de una ocasión has ido a una gran superficie y te has encontrado con piezas de fruta muy verdes. Estas piezas son recolectadas antes de tiempo y terminan por madurar en el frutero de casa. Yo he comprado kiwis en alguna ocasión que han tardado hasta 3 semanas en poder ser consumidos. ¡Una auténtica barbaridad!

Por norma general con los productos de temporada esto no sucede. Al cultivar estas frutas se respetan a rajatabla los ciclos vitales de cada pieza. Y cuando lleguen al destino final estarán en perfectas condiciones de madurez y sabor para ser consumidas. De ahí que estas piezas tengan un sabor mucho más intenso y natural ya que han terminado de madurarse como deben. Es decir, en la propia tierra. Y no solo eso. Estas frutas conservan todos su nutrientes completamente intactos para que podamos obtener lo mejor de cada pieza.

La fruta de temporada de procedencia española es mucho más sabrosa también porque llega con más rapidez del campo a la mesa. Crece en la región que debe, no es necesario recurrir a ningún tipo de técnica para cultivarla (puesto que se hace en el terreno adecuado) y por norma general ni siquiera llegan a pasar por cámaras frigoríficas para su consumo. De ahí que tanto su aroma como su sabor permanezcan intactos.

Calendario de frutas de temporada en España

Ahora que ya hemos tratado algunas de las principales ventajas de consumir este tipo de frutas queremos ofrecerte el calendario de frutas de temporada en España. De esta manera sabrás a ciencia cierta qué frutas corresponden a cada época del año. Así seguro que no fallas a la hora de seleccionarlas.

Frutas de primavera

La primavera es una de las estaciones con más variedad de frutas y verduras. Los campos se plagan de cultivos y se llenan de colores vibrantes. En esta época muchos árboles frutales comienzan a dar frutos y lo seguirán haciendo en muchas ocasiones hasta el verano. Entre las variedades más sabrosas y ricas que podrás disfrutar en primavera destacan sin duda las siguientes:

  • Los nísperos
  • Los fresones o las fresas
  • Las ciruelas
  • Las cerezas
  • Los aguacates
  • Las nectarinas, los melocotones o los albaricoques
  • Los plátanos

Frutas de verano

La naturaleza es muy lista y en verano surgen las frutas más llenas de agua que se pueden consumir durante todo el año. Esto nos ayuda a hacer frente al calor de forma mucho más sana. Sin duda las principales frutas de temporada durante esta estación son las siguientes:

  • El melón y la sandía
  • Los nísperos, las ciruelas o los albaricoques. Todas estas variedades comienzan a dar frutos en primavera y continúan durante el verano

Frutas de otoño

El otoño también ofrece variedades verdaderamente deliciosas para los amantes de las frutas. Podrás seleccionar entre muchos sabores y texturas únicas y exuberantes. Veamos a continuación las frutas de otoño en España.

  • Los plátanos. Aunque también está presente en primavera los plátanos de otoño son sin duda los más sabrosos y naturales. Cómpralos sin dudarlo durante esta época del año.
  • Los cítricos. Tales como las mandarinas o las naranjas. Los meses adecuados para recolectar estas frutas son los que van desde octubre hasta el mes de abril. Su elevado contenido en vitamina C convierte a las naranjas y las mandarinas en un alimento muy adecuado cuando el frío hace acto de presencia.
  • Granadas. Realmente deliciosas y cargadas de sabor. Desde el mes de septiembre y durante octubre y noviembre podrás consumirlas sin parar.
  • Las peras
  • Las uvas
  • La piña

Frutas de invierno

En general la mayor parte de las frutas de invierno destacan por su alto contenido en vitamina C. La naturaleza se prepara para ayudarnos a luchar contra los catarros. Las frutas que podrás consumir en invierno son las siguientes:

  • Los cítricos, tanto las naranjas como los limones y las mandarinas
  • Los kiwis
  • La piña
  • Las manzanas y las peras
  • Las chirimoyas

Ahora ya solo necesitas consumir la fruta de temporada más rica que hay en el mercado. Y nada más sencillo para conseguirlo que utilizar Manzaning y conectar con algunas de las siguientes tiendas. En menos de lo que crees tendrás tu rica fruta de temporada en tu casa o en la oficina. ¿Qué más se puede pedir?

 

Encuentra la mejor fruta y verdura de temporada en nuestras tiendas de proximidad: Fruits Dador, Eco-Logic, Vida Meva, Freefood, Vidal Pons (La Boquería), Loan Fruits, Fruites i Verdures Sergi i Esther (Mercat de Sant Antoni), Sinmas Ecològic, Frutería Artigas, Fruits i Verdures Giró (Mercat de Sant Antoni), Frutería Concordia (Mercat de Galvany).