Los tacos mejicanos son uno de los platos del otro lado del charco más sabrosos y fáciles de preparar.

Un plato típico de Méjico que hará las delicias de grandes y pequeños.

Son muy parecidos a los sándwiches europeos puesto que se trata de rellenar una tortilla de maíz con diferentes ingredientes y salsas para potenciar su sabor.Una de las cualidades más interesantes de este plato es que puedes prepararlo con prácticamente cualquier ingrediente.

Si eres alérgico al gluten es perfecto para ti pues la base de estos tacos son las tortillas hechas con harina de maíz.

Entre las variedades más clásicas que se preparan en Méjico destacan sin duda los tacos mejicanos de carne o los tacos mejicanos de pollo.

Sin embargo puedes hacerlos con gambas, con verduras, con pescado o con cualquier otro ingrediente que se te antoje.

En este artículo vamos a enseñarte cómo preparar unos deliciosos tacos mejicanos en casa. Vamos a mostrarte una de las recetas más clásicas con la que podrás inspirarte para hacer tus propios rellenos. 

Seguro que muy pronto este singular plato de Méjico se convertirá en uno de tus favoritos para las cenas, las comidas o las meriendas.

 

Tacos de pollo

    Ingredientes

  • Aceite de oliva virgen extra

  • Tabasco

  • 1 lima

  • 1 tomate mediano

  • 1 aguacate

  • Sal y pimienta

  • Cilantro fresco. Puedes encontrarlo en casi cualquier frutería o tienda de alimentación de Manzaning.

  • 1 ½ cebolla blanca mediana

  • 1 pimiento rojo

  • 1 pimiento verde

  • 1 pechuga de pollo cortada en tiras finas. Es mejor que la cocines ya cortada en tiritas para que puedas condimentarla mejor y que resulte mucho más sabrosa.

  • Tortillas de maíz. Tantas como quieras. Si te decantas por calentar varias tortillas a la vez para que tus comensales puedan comer sin interrupción te aconsejamos que te hagas con un tortillero. Se trata de un recipiente redondo con tapa en el que se guardan las tortillas calientes. Hay que poner dentro un paño o trapito para que el calor se mantenga. Si no encuentras un tortillero envuelve las tortillas de maíz en un paño de cocina y ve sacándolas poco a poco.

 

  • Elaboración

  • Picar la cebolla. El primer paso consiste en preparar la cebolla. Para ello se quita la capa superficial y se pica en trocitos finos. Reservar.

  • Picar los pimientos. A continuación llega la hora de trabajar con los pimientos. Hay que lavarlos correctamente y quitar las pepitas y las venas blancas que tienen estas hortalizas por dentro.

  • Lo normal es que se usen tanto pimientos rojos como verdes, pero queda a gusto del cocinero. No hay que olvidar que cada pimiento dará un toque de sabor diferente al plato. Para que salgan verdaderamente ricos lo mejor es cortarlos en tiras. Reservar.

  • Preparar el guacamole Es el momento ideal para preparar el guacamole que acompañará a este delicioso plato. Para hacerlo se necesita cortar el aguacate y vaciarlo. Se reserva mientras que se pica el tomate en trocitos muy finos. Mezclar con el aguacate. Añadir un poco de cebolla a la mezcla. Aproximadamente ½ cebolla. Picar el cilantro. El cilantro tiene un sabor muy intenso.

  • Hay a muchas personas que no termina de cuadrarles. Otras, sin embargo, son auténticas fanáticas. Lo mejor es picar unas cuantas hojas muy finitas eliminando el tallo y agregar una cantidad pequeña al guacamole. Es mejor sumar que no poder restar a la larga. Una vez picado el cilantro, mezclar bien con todo y regar con el zumo de media lima. Salpimentar al gusto. Reservar el guacamole.

  • Coger una sartén de tamaño mediano. Ahora que las hortalizas ya están preparadas es el momento de comenzar a cocinarlas. Si se quiere cocinar un plato muy bajo en calorías y sano no hace falta añadir mucho aceite de oliva para freír las hortalizas. Con una o dos cucharadas de aceite de oliva será suficiente. Para ello hay que calentar la sartén con el fuego fuerte y cuando la base ya se haya templado, bajarlo. Para que las verduras salgan ricas es mejor cocinarlas a fuego bajo y tapadas.

  • Su textura será blandita y jugosa. Si se prefiere que queden un poco crujientes habrá que cocinarlas a fuego medio-bajo y al descubierto. De esta manera se tostarán un poco por todos los lados y no terminarán de hacerse en exceso. Es el momento de agregar todas las hortalizas a la sartén y comenzar a cocinarlas. Hay que asegurarse de moverlas de cuando en cuando con una cuchara de palo para evitar que se quemen por fuera y conseguir que se cocinen de manera uniforme por dentro. Salpimentar al gusto para que tomen sabor y se cocinen más rápido.

  • Preparar la pechuga de pollo. Mientras las hortalizas se van haciendo es el momento de trabajar con la pechuga de pollo. Lo mejor es lavarla, eliminar los posibles huesos y restos de grasa y volver a pasar por debajo del grifo para que quede perfecta. Cuando ya esté debidamente escurrida y seca habrá que trocearla.

  • Lo mejor es hacer tiras con ella. Si no se es muy mañoso con el cuchillo ni limpiando el pollo se puede comprar la pechuga de pollo ya fileteada. En este caso solo será necesario recurrir a una tijera para cortar los filetitos en tiras. Una vez cortados se salpimentan.

  • Agregar el pollo a las hortalizas. Cuando las hortalizas estén algo blanditas y doradas será el momento de añadir las tiras de pollo a la sartén. Lo ideal es cocinar la mezcla a fuego medio durante unos 10 minutos como máximo para no secar la pechuga. Hay que removerla de cuando en cuando con ayuda de la cuchara de palo para asegurar que la cocción es correcta. Una vez que esté todo preparado se apaga el fuego y se reserva. Mantener la sartén tapada evitará que el calor y los jugos se escapen.

  • Preparar las tortillas. El paso final para unos buenos tacos es preparar las tortillas. Pueden calentarse de una en una en el microondas o todas a la vez.

  • También pueden calentarse de forma rápida y uniforme en una sartén. Lo mejor es humedecerlas un poco con agua para que se hagan todavía mejor y darles un golpe de calor por cada lado. Se puede optar por ir rellenando cada tortilla conforme se caliente o bien guardarlas en un tortillero o envueltas en un paño para que cada uno condimente el plato a su gusto.

  • Acompañar con el tabasco y el guacamole en una salsera. Junto con el relleno y las tortillas habrá que preparar un recipiente para el guacamole y tener cerca el tabasco.

Como puedes ver preparar tacos mejicanos caseros es verdaderamente sencillo. Hay en el mercado potenciadores de sabor y mezclas de salsas para condimentar la carne y las verduras mientras se cocinan.Si quieres preparar tacos de carne de ternera solo has de cambiar las tiras de pollo por carne de res. Igual sucede si quieres combinar la carne de ternera con carne de cerdo y de pollo. En la variedad está el gusto.

Dónde comprar los ingredientes para preparar unos tacos mejicanos en casa

Puedes acudir a la App de Manzaning para buscar los ingredientes con los que elaborar tus tacos mejicanos en casa.