Gazpacho y Salmorejo son dos platos típicos españoles que nos encanta disfrutar en verano. Alguno no sabrán sus diferencias, pero existen. Os explicamos como hacerlos.

 

¿Gazpacho o Salmorejo?

 

Si estas pensando en que son lo mismo, te equivocas. No llevan los mismos ingredientes aunque tienen una misma base que es el tomate. Ambos son platos típicos más de verano y que son perfectos para acompañar una comida y muy sencillo de hacer.

 

De todas formas, si eres de los que no quiere atreverse a prepararlos los podrás encontrar en Manzaning.com.

 

La Receta del Gazpacho

 

Elaboración total: 15 minutos

Ingredientes

  • Tomate pera – kg
  • Pimiento verde italiano – 1 unidad
  • Pepino – 1 unidad
  • Dientes de ajo – 2 dientes
  • Aceite de oliva virgen extra – 50 ml
  • Pan de hogaza duro – 50 g
  • Agua – 250 ml
  • Sal – g
  • Vinagre de Jerez – 30 ml

 

Según el gusto se podrá incluir cebolla o pimiento rojo. A continuación, te explicamos como elaborarlo.

Debemos primeramente trocear todos los ingredientes indicados arriba, sin ser trozos muy pequeños. Añadimos los 50 ml de aceite de oliva, 250 ml de agua fría y por último 50 ml de vinagre de jerez. Procedemos a triturarlo todo con la batidora hasta que veamos que todo queda bien triturado.

Una vez finalizado este paso deberemos pasar el resultante por un colador fino para asegurarnos que no quedan pieles o semillas. Por último, dejamos reposar la mezcla en la nevera durante unas dos horas.

 

Se recomiendo tomar en un plato hondo o bol  incluirle, según el gusto, un poco de cebolla cortada finita, pimiento rojo, tostas de pan o incluso jamón.

 

La Receta del Salmorejo

 

Elaboración total: 15 minutos

 

Ingredientes

  • Aceite de Oliva Virgen – 150 ml
  • Tomates Rojos  (bien maduros) – 1 Kg
  • Pan de Telera Cordobesa (mejor que tenga un día o dos) – 200 g
  • Diente de ajo – 1 unidad
  • 10 g. de sal

Primeramente debemos limpiar y cortar en cuartos todos los tomates para añadirlos en un bol.

Seguidamente trituraremos todos los tomates hasta que quede un líquido homogéneo y lo pasamos por un colador fino para retirar todos los trozos de piel o semillas que hayan podido quedar.

Cortamos el pan en trozos y los añadimos al tomate triturado y lo dejamos reposar. La idea es que el pan se quede bien blando con el tomate y se pueda batir mejor.

Mientras tanto, pelamos el ajo y le quitamos el interior que hace que se nos repita. De esta manera quedará un plato más fino al gusto. Lo añadimos a la mezcla del tomate triturado y pan junto con el aceite y la sal.

Trituramos toda la mezcla hasta que quede lo más fino posible. Será necesario dejarlo reposar en la nevera para que se quede frío. En un par de horas estará disponible para consumir.

Se suele acompañar de jamón iberico o un poco de huevo cocido, aunque también se puede incluir cebolla, pimientos, tostas de pan… según el gusto de cada uno.

 

Podrás comprar todos los ingredientes en Manzaning.com. Recuerda que tienes a tu disposición tiendas de producto ecológico, bio o de proximidad para que tu plato tenga todo el sabor.