Los muffins son sin duda uno de los mejores dulces que existen.

A primera vista son parecidos a nuestras magdalenas pero sus ingredientes de preparación son diferentes. ¿Sabías que este postre proviene de Inglaterra? Muchas personas creen que es un dulce americano pero no es así.

 

Sin duda lo mejor de los muffins es que pueden tomarse tanto para desayunar y merendar como para ofrecer un rico postre a nuestros comensales. Incluso sirven como tentempié, sobre todo si los haces salados.

Existen gran variedad de recetas de muffins. Tanto dulces como saladas. En este artículo vamos a enseñarte a preparar los muffins tradicionales. A partir de esta receta podrás crear todo tipo de modificaciones para introducir sabores únicos.

¿Te atreves a aprender?

Ingredientes

  • 2 huevos medianos
  • 200 ml de leche (es mejor utilizar leche entera)
  • 100 g de mantequilla
  • 250 g de harina
  • 100 g de azúcar moreno y 150 g de azúcar blanca
  • 20 g de levadura
  • 10 g de canela en polvo
  • 10 g de esencia de vainilla

Elaboración

Con esta receta podrás preparar aproximadamente unos 12 sabrosos muffins.

  • Precalentar el horno a 200º. Lo mejor es encenderlo nada más comenzar a preparar la masa de los muffins para que esté caliente en el momento preciso.
  • Mezclar la harina, la levadura, el azúcar y la canela en polvo en un bol. Si quieres conseguir una masa todavía más esponjosa tamiza la harina mientras la incorporas al bol. Reservar.
  • Mezclar la mantequilla, los huevos, la leche y la esencia de vainilla en un recipiente de cristal. Hay que buscar un recipiente lo suficientemente hondo ya que estos ingredientes se mezclan con la varilla para montar claras de la batidora de mano. Para que los ingredientes casen correctamente calienta previamente la mantequilla en el microondas. Hay que derretirla ligeramente para que resulte fácil de batir. Se aconseja batir a velocidad media por lo menos durante tres minutos. Debe de quedar una especie de crema bien mezclada.
  • Añadir los ingredientes secos a la mezcla. Es el momento de añadir los ingredientes secos que previamente hemos combinado en un bol. Habrá que ir agregándolos poco a poco al recipiente de cristal sin dejar de batir. Estos ingredientes secos se deben de ir añadiendo poco a poco para evitar que la masa se apelmace. Cada vez que la mezcla haya casado con ellos se añadirá otra tanda.
  • Colocar la masa en los moldes. Existen en el mercado gran variedad de moldes. Desde aquellos a modo de bandeja fabricados en material antiadherente, como los clásicos moldes en forma de tulipa que se usan para las magdalenas. Lo ideal es que vertamos en el molde, independientemente del que usemos, 2/3 partes de masa. No hay que olvidar que los muffins duplican su tamaño una vez se hornean.
  • Hornear durante unos 25 minutos. Es buena idea comprobar que están bien hechos por dentro antes de sacarlos. Un truco para saber si la masa se ha cocinado adecuadamente es pincharla con una aguja de punto en el centro. Si sale seca estará perfecta. Desmoldar pasados cinco minutos y dejar que se enfríen. Estamos seguros de que te habrán salido de rechupete. Si algún día estás cansado y no quieres preparar tú mismo los muffins, puedes encontrar verdaderas delicias en Melaocakery, en Barcelona. Busca la tienda en la app de Manzaning para poder chatear con sus propietarios o echar un vistazo a su catálogo.
  • Rellenar al gusto. Muchas personas deciden rellenar sus muffins con ricas mermeladas o incluso con chocolate caliente. 
  • Probar diferentes variedades. A la receta clásica se le pueden añadir todo tipo de ingredientes para crear muffins de diseño. Desde zanahoria, pasando por chocolate o incluso frutos del bosque. Si quieres probar alguno de los mejores muffins de chocolate que hay en Barcelona te aconsejamos que eches un vistazo a la app de Manzaning.
  • En ella podrás encontrar las mejores pastelerías y tiendas de repostería. ¿Quieres un ejemplo? Dolces Temptacions Valencia o Conpan son solo algunos de ellos.