Los amantes de la fruta no lo tienen claro. ¿Es mejor lavar o pelar la fruta? En general muchas personas optan por pelarla por miedo a consumir agentes externos que puedan resultar nocivos para su salud. Desde restos de tierra pasando por pesticidas a bacterias e incluso virus adquiridos durante la manipulación.

 

Este problema no nos surge con otros alimentos porque podemos eliminar todos estos agentes externos contaminantes por medio de la cocción. Sin embargo, como la fruta se consume cruda de manera natural, no podemos recurrir a este truco para eliminar los posibles peligros.

 

A pesar de los miedos que pueda provocar la piel de la fruta, según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición resulta igual de seguro consumir fruta pelada que lavada. Entonces, ¿es mejor lavar o pelar la fruta? Inicialmente la mejor opción es lavarla para no perder ni la fibra que suele tener la piel ni ninguno de los nutrientes que se esconden en ella. Sin embargo de nada sirve lavarla si no sabemos hacerlo correctamente. Para que puedas disfrutar de todos los beneficios que contiene la piel de la fruta queremos enseñarte cómo has de hacerlo. Estamos seguros de que estos datos te resultarán muy útiles.

 

Pasos para lavar la fruta correctamente:

orange-falling-water-splash-67867

  • Lavar la piel de la fruta a conciencia. Para lavar a conciencia la piel no podemos echar un poquito de agua en el grifo y ya está. Tendremos que usar agua y jabón o un desinfectante especial. Incluso si vamos a pelar la pieza es importante que la lavemos para evitar que se transfieran parte de sus agentes nocivos al interior.
  • Quitar el tallo. Antes de comenzar a lavar cualquier pieza de fruta si tiene tallo lo mejor es retirarlo. Esta es una de las partes donde más se concentran los agentes externos nocivos. Por ejemplo si tienes manzanas o peras con rabito has de quitarlo antes de comenzar a lavarlas.
  • Secar la fruta. Una vez hayamos terminado de lavar la fruta a conciencia será el momento de secarla. Para ello utiliza papel de cocina en vez del paño que tienes para secarte las manos. De esta manera te aseguras de que no habrá ningún agente externo que afecte al interior de la fruta.
  • Quitar las partes estropeadas. Si vemos que hay alguna parte de nuestra fruta que tiene arañazos o golpes hay que retirarla una vez seca. Piensa que la fruta puede haberse contaminado con cualquier agente externo por medio de estos golpes. Corta por lo menos medio centímetro para asegurarte de que no queda ningún trozo de fruta afectado.
  • Para las frutas pequeñas… como las uvas, las fresas, las picotas o las cerezas lo mejor es que las laves sumergiéndolas en agua. Llena un bol con agua y mantenlas un rato en remojo. Pasados unos cinco o diez minutos procede a escurrirlas.
  • No desperdicies la piel. En caso de que tomes alguna pieza de fruta sin piel no tienes por qué desaprovecharla. Está claro que la piel de la piña o la del kiwi ni puedes comerlas ni te servirán para nada. Sin embargo hay otras pieles de fruta que te pueden ayudar a preparar otros platos. Por ejemplo las pieles de los cítricos son muy utilizadas en repostería para dar aroma a los bizcochos o postres. Las pieles de otras frutas como las de la manzana pueden usarse bien trituradas para espesar un guiso.

 

Trucos para que la fruta pelada no se oxide

fruit-675884_960_720Si a pesar de todo prefieres pelar la fruta para consumirla más tarde y no quieres que se oscurezca hay ciertos trucos para evitarlo. La carne de la fruta se oscurece al entrar en contacto con el oxígeno que contiene el aire. Si no la tomas de manera inmediata esta comienza a oscurecerse. Cuando una fruta se torna oscura no solamente queda feúcha sino que comienza a perder propiedades y su sabor se altera. Para evitar que esto suceda puedes meter la pieza en la nevera y envolverla con film transparente. Si quieres que la luz tampoco la estropee prueba a cubrirla después con papel albal.

Si preparas una rica macedonia un truco que funciona muy bien es exprimir un poco de zumo de naranja y bañar la fruta con él. De esta manera evitarás que se oxide tanto.

Para encontrar las mejores fruterías de Barcelona no tienes más que entrar en Manzaning. Allí localizarás las más cercanas a tu domicilio que además te podrán entregar el pedido que elijas de forma rápida y directa. ¡No se puede pedir más!