Sin duda acudir a los comercios más próximos a tu domicilio para adquirir carne ecológica y de proximidad es una de las decisiones más acertadas para lograr una alimentación sana y equilibrada. No se trata simplemente de seguir una moda y comprar carne donde figure una etiqueta que indique que se trata de un producto ecológico. Es importante comprender qué hay detrás de esta denominación y cómo puede cambiar nuestra forma de alimentarnos y de concebir el mundo.

En Manazaning vamos a explicarte con calma qué es la carne ecológica y de proximidad y por qué deberías de comprarla.

Qué hay detrás de la etiqueta de “carne ecológica”

sello_carne_ecologicaSi te has fijado alguna vez cuando compras en tu supermercado o carnicería de confianza habrás visto que muchos de los productos cárnicos empaquetados disponen de diferentes etiquetas. Una de ellas seguramente sea una hoja sobre fondo verde. Esto significa que se trata de un producto ecológico que cuenta con el sello de calidad de la Unión Europea.

Para que un producto sea considerado ecológico es necesario que cumpla unos controles de calidad y un proceso de fabricación muy exigentes visados por el Consejo Regulador.

Puede que no lo sepas pero los productos etiquetados como ecológicos son aquellos en cuya producción o cultivo no se han utilizado productos químicos de ningún tipo. Tampoco se usan productos transgénicos para alimentar a los animales o aditivos químicos que no estén debidamente autorizados. A grandes rasgos la carne ecológica es aquella que:

  • Se produce a partir de animales sanos y no transgénicos. Es decir, de animales que han sido criados sin antibióticos; sin el uso de hormonas para que crezcan más rápido; sin una alimentación basada en productos transgénicos. Animales por tanto 100 % naturales con un desarrollo y crecimiento completamente normales.
  • Pertenece a animales criados prácticamente en libertad. Estos animales pastan, pasean y viven al aire libre una gran parte del tiempo. No se encuentran hacinados en granjas industriales ni son cebados para lograr una mayor productividad en cada pieza. Se alimentan con piensos ecológicos y obtienen más nutrientes que otros animales. De ahí que su nivel de grasa sea más reducido.
  • No usa alimentación poco adecuada para ellos. Los piensos son ecológicos y en ningún caso están compuestos de restos de animales muertos. Es decir que consumiendo carne ecológica evitamos males como el de las vacas locas producido por ganaderos que han optado por alimentar a su ganado con piensos que contienen restos pertenecientes a animales de su misma especie.
  • La carne ecológica pertenece a animales que han sido tratados de forma ética. A diferencia de lo que sucede en las granjas industriales. Si no has visto nunca una granja de vacas industrial es mejor que no lo hagas o tendrás pesadillas. La carne ecológica procede de animales que han vivido al aire libre. Que han pastado alimentos saludables. Que no han estado hacinados en pequeñas jaulas toda su vida hasta ser sacrificados. Es decir, animales que han sido criados y cuidados con respeto y de manera ética. No pensando en ellos simplemente como un producto del que obtener pingues beneficios.
  • Las granjas ecológicas usan el estiércol como fertilizante natural. A diferencia de lo que sucede con las granjas industriales, que producen un exceso de estiércol de mala calidad que puede contaminar los pozos con patógenos como el E.coli, las granjas ecológicas pueden usar su estiércol como fertilizante. Como se trata de estiércol puro, 100 % orgánico y procedente de animales que han sido criados ecológicamente, el fertilizante es excelente para los campos.

Qué significa “carne de proximidad”

Si a esta etiqueta le sumamos la “proximidad” estaremos ante un producto de los alrededores de Barcelona tratado con cariño y esmero. Un producto que asegura a sus consumidores una gran frescura, un sabor intenso y una gran calidad en cada corte.

  • Se trata de alimentos de “kilómetro 0”. Es decir, que casi llegan a tu mesa recién preparados. Con esto no solo te aseguras de disfrutar de carnes con mayor frescura en todos los cortes sino que además ayudas a mantener y fomentar nuevos puestos de trabajo en tu zona.
  • Mejores precios. Al tratarse de carnes producidas en tu región obtendrás precios mucho más competitivos que si quieres consumir carne de otras regiones o países. Al no existir intermediarios los precios para el productor y el consumidor son mucho más justos para el primero y económicos para el segundo si tenemos en cuenta la calidad del alimento. Está claro que una ave criada en una granja industrial va a resultar más barata que una ecológica. Sin embargo la carne de las aves criadas en granjas industriales va a disponer de menos nutrientes y estará cargada de hormonas y antibióticos.
  • Siempre piezas de temporada y variadas. Igual que sucede con las frutas y verduras, la carne también tiene su temporada. Al consumir el producto de temporada no solo te aseguras una mayor frescura sino que además sabes que no se sacrifican animales cuando no toca ni se crían cuando no se puede. Otra de las características más interesantes de las granjas ecológicas es que crían una mayor cantidad de animales favoreciendo la biodiversidad. Por norma general las granjas industriales se especializan en una o dos especies de ganado acabando con la biodiversidad propia de la naturaleza. Esto está provocando la extinción de muchas especies frente a otras fabricadas artificialemnte para el consumo. Con las granjas ecológicas esto no sucede. Se respeta la biodiversidad y se crían varias especies a la vez. ¿Te has fijado, por ejemplo, en que los huevos ecológicos pueden ser morenos o blancos? Es una forma de respetar la diversidad ecológica.

¿Cuáles son las principales ventajas de la carne ecológica y de proximidad?

sello_carne_ecologica

  • Al provenir de animales criados prácticamente en libertad, sin haber sido hormonados, medicados, ni alimentados con piensos transgénicos, la carne es mucho mejor. A nivel nutricional es superior a la carne que procede de granjas industriales. Tiene mayor cantidad de proteínas y vitaminas lo que mejora nuestra salud de forma eficaz.
  • Es una carne con mucho más sabor. Si has probado alguna vez un corte de carne ecológico y otro perteneciente a una granja industrial habrás notado muchas diferencias. Incluso a la hora de cocinarlo. Mientras que la carne de granjas industriales suelta muchísima agua (debido al exceso de hormonas) la carne ecológica no lo hace. Su sabor es infinitamente superior, dispone de la grasa justa y la carne es mucho más consistente. Normalmente el color de estos cortes es un poquito más oscuro y tiene la grasa justa. Al no tratarse de animales afincados se desarrollan correctamente.
  • Ayudas a las granjas locales. Al consumir carne ecológica y de proximidad estás logrando que las granjas locales subsistan y puedan mantenerse. Este tipo de granjas suelen ser pequeños negocios familiares donde los animales son tratados con cariño y respeto. Fortalecer el comercio de carne ecológica de proximidad hace que las granjas cercanas se revitalicen y se creen nuevos puestos de trabajo.

Dónde puedes adquirir carne de proximidad y carne ecológica.

Si estás buscando carnicerías ecológicas sin ninguna duda te recomendamos estas dos tiendas

 

01-pirineu-en-boca-very-low
PIRINEU EN BOCA.
Todos sus productos provienen de criadores del Pirineo, terneras criadas en libertad y algunas con certificado ecológico.

 

 

 

 

ecoteca_tienda_edit_very-lowECOTECA.
Carne 100% ecológica

 

 

 

 

 

 

Si quieres encontrar la mejor carne proximidad de Barcelona no dudes en echar un vistazo a la App de Manzaning. Podrás realizar un recorrido gastronómico único por las mejores carnicerías de Barcelona. Por ejemplo Escofet Oliver, Carnisseria Xavier (Mercat Lesseps), Carnes Eugenio e Hijos, Naturcarn Carns Pont (Mercat Provençals), Carniecería Lázaro (Mercat Glvany) o la Pollería Carmen y Antonio (Mercat Provençals). En Manzaning podrás filtrar los resultados para encontrar las carnicerías con los mejores cortes más cercanos a tu domicilio.