Cada vez hay más personas que sufren intolerancia a la lactosa. Otras tantas no soportan el sabor de la leche de vaca. Y algunos más no consumen animales ya que siguen una dieta estrictamente vegetariana. Esto puede llegar a suponer un problema para preparar multitud de deliciosos platos o incluso para hacer desayunos equilibrados.

Y no solo eso. Al no tomar leche de vaca nos vemos obligados a buscar alimentos alternativos con los que conseguir aquellos nutrientes que nos aporta la leche de manera natural. Sobre todo las proteínas y el calcio, ambos tan necesarios para nuestro organismo.
Sin embargo existen en el mercado una serie de alternativas a la leche que te pueden resultar muy sabrosas e interesantes para complementar tu alimentación. ¿Quieres conocerlas? En ese caso sigue leyendo este post.

Principales alternativas a la leche

Leche de soja

La leche de soja, junto con la de almendras, es una de las alternativas a la leche de vaca más utilizadas. Para conseguir esta leche de origen vegetal es necesario moler los granos de soja previamente humedecidos.

Muchos intolerantes a la lactosa ven en la leche de soja el sustituto ideal para sus desayunos o la elaboraciLeche de Sojaón de deliciosos platos. Tiene ciertas ventajas si la compramos con la leche de vaca, aunque también ciertos inconvenientes.

  • Entre sus ventajas destacan su bajo contenido en grasa y que no contiene ni una pizca de colesterol. Es de fácil digestión y puede ser consumida tanto por veganos como por intolerantes a la lactosa.
  • Entre sus desventajas destaca su bajo su contenido proteico. Sin embargo, al tratarse de proteínas de origen vegetal, ayudan a equilibrar el exceso de proteínas de origen animal de una dieta pobre en frutas, verduras y legumbres. En cuanto al nivel de calcio es mucho menor que el que aporta la leche de vaca y su absorción es ínfima.

Según los expertos a nivel nutricional la leche de vaca es superior a la leche de soja por lo que no debería de sustituir a la primera, sino ser un complemento más dentro de la alimentación. Sin embargo la leche de soja es una de las mejores alternativas que puedes encontrar hoy en día en el mercado si eres intolerante a la lactosa o no consumes productos cárnicos.

Leche de almendras

Otro de las principales alternativas a la leche de vaca es la leche de almendras. Este producto se extrae de las almendras una vez han sido molidas. Su sabor es relativamente amargo de ahí que se le añadan otros sabores. Puedes encontrar leche de almendras con sabor a chocolate, vainilla e incluso con toques de canela. Estos últimos le van muy bien y hacen que su sabor recuerde un poquito al de la horchata. Lo normal es que para beberla se deba de diluir en agua puesto que se vende concentrada.home-made_almond_milk_november_2012

En general se trata de un producto muy bajo en calorías. Sin embargo cuando se le añaden otros sabores o se enriquece con azúcar, para que resulte menos amarga, el nivel de calorías puede llegar a dispararse.

  • Entre sus ventajas podemos destacar su bajo contenido en grasas saturadas y colesterol y la presencia de innumerables vitaminas. Contiene vitamina D, A y E. Esta última ayuda a mantenernos mucho más jóvenes. Carece de lactosa y también posee un alto contenido en fibra. Gracias a ello las digestiones son más fáciles y ayuda a regular el tránsito intestinal. No necesita refrigerarse aunque si te gustan las bebidas frescas lo mejor es que la guardes en la nevera.
  • Entre los inconvenientes de la leche de almendras podemos destacar que, a diferencia de otras alternativas a la leche, no contiene ni calcio ni proteínas (a no ser que se enriquezca). Igualmente, si eres alérgico a los frutos secos no puedes consumirla ya que está compuesta de almendras.

Debido a sus carencias en cuanto a proteínas y calcio no debería de sustituir a la leche de vaca. Si lo hace debe de estar enriquecida o buscarse otros alimentos que provean al organismo de estos nutrientes de los que la leche de almendras no dispone.

Leche de avena

Es probable que la leche de avena sea una de las alternativas más interesantes a la leche de vaca. Para obtenerla se tritura la avena integral previamente humedecida. Su alto contenido en fibra vegetal y el hecho de que no tiene apenas grasa ni colesterol, la convierten en una buena sustituta.

Sus ventajas son muy numerosas e interesantesoat-milk

  • Tiene un alto contenido en antioxidantes lo que nos ayuda a luchar de forma eficaz y natural contra el envejecimiento prematuro. Según un estudio realizado por la universidad de Harvard el 17 % de las personas que consumen habitualmente leche de avena tienen menos posibilidades de morir de manera prematura. El 15 % tiene menos probabilidades de sufrir algún tipo de problema cardiaco.
  • Su elevado contenido en grasas omega 6 y omega 3 nos ayudan a controlar nuestros niveles de colesterol.
  • Es una fuente natural de fibra. Gracias a ello la leche de avena es una manera natural de regular el tránsito intestinal.
  • A diferencia de otras alternativas a la leche la avena tiene un alto contenido en proteínas vegetales. Bebiendo leche de avena se obtiene el 14 % de la cantidad diaria recomendada.
  • Nos ayuda a cuidar los huesos gracias a la presencia del zinc, el magnesio y el potasio.
  • Aporta unos niveles elevados de vitamina B la cual es esencial para luchar contra el insomnio, la ansiedad o el estrés.
  • Tiene un contenido muy bajo en glucemia y es muy recomendable para las personas diabéticas. Gracias a los aminoácidos que ofrece nos ayuda a luchar contra el envejecimiento prematuro de las células.
  • Si tienes problemas de tiroides la leche de avena también puede ayudarte puesto que tiene un elevado nivel de yodo lo que permite controlar la glándula tiroidea. Además de todas estas ventajas sirve para luchar contra la retención de líquidos y tiene un excelente poder saciante.

Sin duda la leche de avena puede ser una de las candidatas más recomendadas para sustituir la leche si eres alérgico a la lactosa.

Leche de arroz

Esta leche va ganando nuevos adeptos año tras año. Se consigue moliendo granos de arroz integral. Puede servir como alternativa a la leche de vaca para los alérgicos a la lactosa o a los frutos secos. Sin embargo tiene bastantes carencias.latte-di-riso

  • Entre sus ventajas cabría destacar que no contiene lactosa, colesterol ni grasas saturadas. Tiene un alto contenido en vitamina B, lo que nos ayuda a que el sistema nervioso y circulatorio funcione bien. Tiene un alto nivel de antioxidantes entre los que destacan el selenio o el magnesio.
  • Sus desventajas, sin embargo, son bastantes. No contiene casi proteínas. Aproximadamente unos 2 g a diferencia de la leche de vaca, que contiene unos 9 g, o la de soja, que contiene unos 7 g. Al estar hecha de arroz posee demasiados carbohidratos. Más o menos 4 veces más que la leche de vaca. De ahí que no sea recomendable para aquellas personas que padecen diabetes. Su nivel de calcio es prácticamente inexistente. Cubre solamente el 1 % de las necesidades diarias.

 

¿Dónde puedo comprar estas alternativas a la leche?

Por norma general las tiendas eco y de alimentación saludable ofrecen este tipo de alimentos a sus clientes. Si quieres comprar algunas de estas alternativas a la leche de vaca puedes acudir a Manzaning. Para hacer tu pedido no tienes más que entrar en la app de Manzaning y filtrar tu selección. Puedes localizar aquellos establecimientos más cercanos a tu domicilio donde se sirven estos productos. Por medio del chat podrás concretar horarios de entrega e incluso resolver cualquier duda.